Hoy jugamos al Carcassonne

Hoy desde casa de caramelo queremos enseñaros a jugar al juego de mesa Carcassone, uno de los juegos de estrategia más vendidos del mundo de la marca Devir, de 2 a 5 jugadores y para más de 7 años. Os explicaremos la caja básica, y luego si os gustan podéis haceros con multitud de expansiones del juego que os ofrecerán más horas de juego y poder jugar con más personas.

Este juego es muy recomendable ya que es fácil de jugar y podremos hacerlo toda la familia, combinando diferentes edades entre niños/as y adultos. Presenta unas normas sencillas y una complejidad media/baja. Es decir, que aunque no sepamos jugar al inicio, en cinco minutos habremos adquirido los conocimientos básicos para echar una partida.


La ciudad de Carcasona, en el sureste de Francia, es famosa por su ciudadela amurallada que data de la época romana y medieval. Los jugadores intentarán hacer fortuna situando a sus seguidores en los caminos, ciudades, monasterios y granjas que hay en la región, una región que irá cambiando a medida que avance el juego. Disponer acertadamente a estos seguidores, ya sean bandidos, caballeros, monjes o campesinos, será indispensable para alcanzar la victoria.

El juego se compone de 70 losetas de territorio cuadradas que irán formando nuestro tablero, 40 simpáticos muñecos de colores también llamados meeples, un tablero que utilizaremos para ir contabilizando los puntos que vamos obteniendo en el juego, también os podéis ayudar de una libreta para saber la puntuación total ya que cuando das la primera vuelta al tablero ya no sabes la puntuación total de cada jugador. En el folleto se encuentran las reglas detalladas con ilustraciones y muchos ejemplos para aclarar las diferentes dudas que puedan surgir durante el juego.

El objetivo del juego será ser el jugador que más punto consiga al terminar la partida… así que si os parece ¡comenzamos!

Repartiremos a cada jugador siete muñequitos de colores, cada uno elegirá el color que más le guste, colocaremos en un lateral el tablero de puntuación y un muñeco de cada jugador al principio de la casilla de salida. También podéis equilibrar la partida empezando con el jugador más joven de todos, y en el caso de ser edades iguales lo pueden echar a suertes a través de un dado. Para comenzar la partida deberemos buscar entre las losetas cuadradas una ficha que es más oscura frente al resto por la parte de atrás, esta será la que se coloque siempre en la parte central del juego en todas las partidas, de forma que sea visible para todos los jugadores. El resto de fichas o losetas las meteremos en un saco o las colocaremos boca abajo en una torre, para irlas cogiendo de manera aleatoria en cada turno.

Ya tenemos todo preparado, así que ahora ya podemos empezar a jugar….

Cada jugador sacará una loseta al azar, por supuesto sin verla antes, y deberá colocarla en uno de los lados de la loseta de inicio. Siempre tendrá que coincidir de forma lógica con el dibujo de la pieza, es decir si la colocamos al lado de un camino, nuestra ficha deberá tener un camino de continuidad, o si es una ciudad lo mismo. Deberán encajar de tal forma que poco a poco vayamos aumentando nuestro territorio a través de las losetas. En el tablero podremos formar caminos, ciudades, claustros y campos. De esta manera en cada turno iremos viendo como nuestro tablero cada vez se hace más grande y tenemos más posibilidades de colocar nuestras losetas.

Cuando un jugador coloque su loseta en el tablero, podrá decidir si colocar uno de sus maples en dicho lugar o no. Esto significa que ese camino, ciudad, campo o claustro es nuestro, es decir, se hace nuestra propiedad. Pero cada jugador sólo podrá poner un maple por turno y siempre en la loseta que haya puesto en ese turno. Si ya existe un maple en una loseta determinada, bien sea de su color o de un adversario, nadie podrá colocar un maple hasta que dicho jugador lo retire de la loseta. Dentro de la ficha podrán colocarlo en diferentes partes, por ejemplo, en el camino, dentro de la ciudad, en el campo verde o en los claustros.

¿Cómo podemos completar secciones?

Las porciones de las losetas pueden estas completadas o a medio hacer, con ayuda de los muros determinamos el cierre y límite de las ciudades. El mínimo de losetas que podemos tener para cerrar una ciudad son dos, aunque debemos intentar abarcar el máximo de puntos posibles completando grandes ciudades.

Por otro lado, las intersecciones son los limites de cada camino, pero si colocamos esta ficha el camino se cierra y ya estaría completo. Los claustros o monasterios sin embargo son independientes, debemos completarlos poniendo losetas alrededor de esta ficha, hasta contabilizar un total de 9.

En cuanto a las zonas verdes o granjas, los caminos y ciudades son los responsables de poner sus límites y puntuaremos siempre y cuando tengamos colocado un maple de nuestro color. La puntuación de las granjas la realizaremos al finalizar la partida, pero esta zona nunca estará ni completa ni incompleta, porque van surgiendo a medida que vamos ampliando losetas durante los turnos de la partida.

Una vez que se vayan completando las zonas de juego; ciudades, zonas verdes, claustros…, debemos hacer el recuento al momento y retirar el maple para seguir utilizándolo en los turnos próximos.

¿Cómo conseguir puntos?

La forma de conseguir puntos es la siguiente: una vez que vayamos completando y cerrando zonas de juego, haremos el recuento de cada una de estas zonas y recuperamos los maples al momento. Cuando finaliza la partida y no queden más losetas para colocar, haremos el recuento de las zonas independientes que estén sin completar.

Si un jugador completa una ciudad con un maple dentro, contara 2 puntos por cada ficha de ciudad. Pero si la ciudad está completada por sólo dos fichas, no contará 4 puntos, sino sólo 2. Las ciudades que estén incompletas al final de la partida, contarán un punto por cada ficha de ciudad. Os recomiendo ir cerrando las ciudades durante los turnos de partida, para ir acumulando una cantidad mayor de puntos. Si os fijáis bien, en alguna loseta de las ciudades aparecen los escudos, esto indica que además de sumar la puntuación de la ciudad, sumaremos 2 puntos por cada escudo. Y si la ciudad está incompleta, sumará solamente 1 punto.

Los caminos son menos valiosos que las ciudades, y deben estar completados por intersecciones, puntuarán con un punto por cada ficha de camino que haya y retiraremos nuestro maple al momento. Si al finalizar la partida no están completados, la puntuación es la misma, un punto por cada ficha de camino. Los claustros suman una puntuación de 9 puntos si están completados plenamente a su alrededor, si no es así, al final de la partida sumara tantos puntos como fichas de su alrededor.

"Lo completa al mismo tiempo, recupera al seguidor y cuenta puntos."

Por último, haremos el recuento de las zonas verdes o granjas, siempre al finalizar la partida. Observaremos los maples que se encuentren en cada zona para poder contar puntos. Esta puntuación dependerá de las ciudades próximas a cada maple. Por ejemplo, si encontramos tres ciudades cerradas, sumaremos 3 puntos por cada una de ellas, es decir, un total de 9 puntos en esta ocasión.

Si ya hemos utilizado todos nuestros maples durante los turnos y están colocados en el escenario, no podremos utilizar más hasta que completemos nuestras ciudades, caminos y claustros. Ahí si los volveremos a recuperar y podremos seguir poniéndolos en nuestras losetas.

¿Se puede contratacar a los adversarios?

Hay formas de rebatar a los adversarios sus ciudades, caminos y granjas: Imaginemos que en una misma zona hay un jugador rojo en una ciudad, podremos colocar otro jugador verde al lado en la loseta que coloquemos, pero no en la suya. En el momento que se cierre la ciudad, deberán sumar los mismos puntos los dos. Pero si en una misma ciudad, hay dos jugadores del mismo color frente a otro, sólo sumará puntos el jugador que tenga los dos maples en la ciudad (el que más tenga, suma puntos). En este caso sería 2 frente a 1. Lo mismo ocurre con las zonas verdes o granjas y los caminos, el sistema de puntuación es el mismo para todo el territorio, la única variante son los puntos de conteo.

Expansiones:

Os recomendamos comenzar con la expansión del rio y el abad una vez hayáis cogido cierta fluidez de juego, es decir, cuando hayáis echado al menos un par de partidas antes. Ahora os explicaremos como se juega con estas mini expansiones.

El rio es la primera mini expansión que te encontrarás en Carcassonne. Le dará más colorido a tu tablero y hará que los primeros pasos de la partida sean más variados. Este se compone de 12 losetas, que son también de color oscuro como la pieza de inicio que os hemos enseñado antes. Si jugamos con esta expansión ya no necesitaremos la loseta inicial, si no que nuestra loseta inicial será el manantial. Se pondrán todas las losetas del río en una pila, se jugarán primero todas las cartas de río y cuando se acaben, se seguirán jugando con las losetas normales como siempre. La única peculiaridad es que no pueden ponerse dos losetas río girando en la misma dirección para evitar que este gire sobre si mismo. Deberán colocarse desde el manantial, desembocando al final en el lago. También se podrán poner seguidores como en el juego normal, cada vez que un jugador pone una loseta podrá ponerlo en el campo, en el río o en el monasterio.

En la expansión de El abad cada jugador recibirá un solo abad de su color, estas fichas se podrán poner en los monasterios o en zonas de verdes donde sale una zona ajardinada. La puntuación para los abades en los jardines se cuenta como si fuera un monasterio, es decir que si rodeamos el jardín con todas losetas contaremos 9 puntos totales. El abad también podremos colocarlo en un monasterio normal, pero deberá estar rodeado al completo para poder establecer el máximo conteo de puntos posible.

Una de las características diferentes que tiene el abad, es que si en una partida colocas una loseta, pero no colocas un seguidor en ella, tienes la opción de quitar el abad de donde lo tengas colocado y contabilizar los puntos que tengas hasta ese momento y recuperar tu seguidor. Por ejemplo, colocamos un abad en un jardín que esta rodeado por tres losetas, nos contaríamos cuatro puntos, sino tres losetas que le rodean mas el jardín.

Los seguidores que pongamos en los caminos se llaman bandidos, aquellos que pongamos en la ciudad les llamaremos caballeros, monjes serían los que colocamos en monasterios y campesinos los que colocamos en las zonas verdes.

Como veis, con una sola pieza podemos rebatar los proyectos y jugadas de los adversarios y hacer cambiar su partida por completo. Como son los caminos cerca de las ciudades de un adversario, esto hace más complicada su partida ya que necesitará fichas específicas para poder cerrar la ciudad.

Turno por turno se irá ampliando el terreno de conquista hasta que se terminen todas las fichas del mazo, ese será el momento de realizar las puntuaciones y nombrar al ganador de la partida. Asique ya sabes, crea tu propio territorio, utiliza a tus seguidores como caballeros, bandidos, monjes o campesinos y consigue más puntos que nadie.

En este Carcassone en concreto como hemos nombrado anteriormente, incluye mini expansiones; losetas de un río y por otro lado el abad. Encontraréis diferentes expansiones que podréis ir sumando a medida que afiancéis las normas del juego básico, como mercados y puentes, la princesa y dragón, torres, posadas y catedrales, constructores y comerciantes, mares del sur... Incluso existe un juego de Carcassone que incluye todas las expansiones nombradas anteriormente. Además podéis encontrar también el juego Carcassonne Junior, con normas más sencillas, recomendado para niños/as de cuatro años de edad en adelante.

Esperamos que os haya servido de ayuda este post y os animéis a jugar en grupo, ya que es muy entretenido y lo podéis combinar con adultos y niños a la vez. En nuestra web encontraréis los tipos de juegos diferentes de Carcassone, os dejo aquí el enlace directo para que podáis echar un vistazo:

https://www.casadecaramelo.com/product/index?searc...


2 comentarios para "Hoy jugamos al Carcassonne"

#15370 Lucia Jauregui
Me encanta vuestro blog, se nota que dedicáis mucho tiempo y cuidado a los clientes. Me ha servido de gran ayuda para saber como se juega al Carcassone.
#15374 Juan Murillo
Nunca llegue a entender lo de los abades, ahora sí. Muchas gracias por el post.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Instale nuestro sitio web en su ordenador:
X
1
×
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?