Vamos, vamos, pingüinito

Vamos, vamos, pingüinito

32,00 €

Producto Disponible (1 En Stock) - (Imp. Incluidos)

EAN / Cod. Barras4010168229270
MarcaHaba
Peso0,7 Kg


Edad: +2 años

Tiempo de juego: 15 a 20 min

Jugadores: 2 jugadores

Material: cartón y madera

Medidas: 37 x 27 x 5,5 cm



Las mamás pingüino y sus bebés saltarán sobre los troncos y rocas para llegar a tierra firme y conseguir los deliciosos pescados. Simpático juego de recorrido con dados para asimilar las primeras normas. Piezas grandes para manos pequeñas.

En el juego libre su hijo se entretiene con el material de juego. ¡Jueguen ustedes también! Exploren juntos las ilustraciones del tablero. Antes de la primera partida hablen de los detalles, de las mamás pingüino y de sus bebés. Enséñenles cómo se ponen las mamás pingüino sobre sus hijos y cómo se mueven como pareja de mamá y bebé por el tablero. Practiquen con su hijo cómo se tira el dado correctamente y dejen que cuente el número de pasos de los pingüinos por el tablero según el resultado del dado.

Con este juego los más pequeños desarrollarán las habilidades sociales, ya que al jugar en grupo los peques aprenderán a respetar turnos, normas del juego, empleo de reglas específicas, además de fortalecer vínculos de amistad.

Reglas de juego: Los niños juegan por turno en el sentido de las agujas del reloj. Comienza tirando el dado quien haya visto recientemente un pingüino. Pregunten al niño: ¿Qué muestra el dado?

• ¿1, 2 o 3 huellas pequeñas de pingüino? Coge al bebé pingüino y adelanta tantas casillas como huellas haya en el dado.

• ¿1, 2 o 3 huellas grandes de pingüino? Coge a la mamá pingüino y adelanta tantas casillas como huellas haya en el dado.

Atención:

• Cada pareja de pingüinos tiene su propio camino. Solo pueden ir por él hacia la meta y no pueden ir hacia atrás.

• Si la mamá pingüino va a parar a la misma casilla que su bebé, se pondrá encima de él y avanzarán juntos si salen las huellas grandes en el dado. Si en el dado salen las huellas pequeñas, el bebé pingüino saltará y seguirá adelante solo.

• Si el bebé pingüino llega primero al plato de los pescados, esperará entonces a su mamá. A partir de ahora, las huellas pequeñas también valen para la mamá.

A continuación es el turno del siguiente niño que tirará el dado.

Final del juego: La partida acaba cuando una mamá pingüino y su bebé del mismo color alcanzan el plato de los pescados. No importa si ha llegado primero el bebé o si han llegado juntos. Ese niño habrá ganado y la pareja de pingüinos recibirá los pescados como premio

Preguntas y comentarios destacados

Sé el primero en hacer una pregunta o comentario