La cuadrilla de los cerditos

La cuadrilla de los cerditos

21,90 €

Producto Disponible (1 En Stock) - (Imp. Incluidos)

EAN / Cod. Barras8436017221442
MarcaDevir
Peso0,45 Kg


Edad: +5 años

Tiempo de juego:20 min

Jugadores:2-7

Material: Cartón y plástico

Medidas:22,8 x 5 x 22,8 cm



La alegre cuadrilla de los cerditos ha organizado una carrera por el campo, pero como el camino es muy estrecho a veces saltarán unos encima de otros y se aprovecharán de ello para correr sin agotarse. Incluye además una serie de desafíos de equilibrio que deben ser hechos con las propias piezas del juego.

Reglas del juego:

- Preparación para la carrera: Colocad los 8 segmentos uno a continuación del otro, de modo que formen un largo sendero (¡hay millones de combinaciones posibles!); sin embargo, no debéis formar ningún circuito cerrado, es decir, los dos extremos del camino deben quedar abiertos. Cada jugador elige un cerdito y la ficha de madera del mismo color (que ayudará a recordar de quién es cada cerdito). Situad vuestros cerditos bien alineados en un extremo del sendero, justo antes del primer segmento. El jugador a quien le quede menos para cumplir años será el primer jugador. ¡Vamos!

- La carrera: Se juega por turnos, en sentido horario. Cuando sea vuestro turno, lanzad el dado y avanzad vuestro cerdito tantos espacios (los puntos a lo largo del sendero) como indique el dado. Pero no todo es tan fácil... En una carrera de cochinillos pueden pasar otras cosas: cada vez que os salga un 1 negro, podréis volver a lanzar el dado tras avanzar vuestro cerdito un espacio (solo si queréis, no estáis obligados a hacerlo). Por otra parte, cuando os salga un 3 negro, si queréis, podéis volver a lanzar el dado tras avanzar vuestro cerdito tres espacios, pero solo lo podréis hacer si vuestro cerdito era el último antes del primer lanzamiento de dado. Lo de «ser el último» significa que no haya ningún otro cerdito por detrás del vuestro (atención: puede pasar que el último cerdito sea cualquiera de los que forma la última pila).

- Adelantamientos: El sendero es tan estrecho que, para adelantarse, los cerditos deben saltar unos por encima de otros. Si un cerdito llega a un espacio ya ocupado por otro cerdito, se subirá a hombros de este... y esto es muy interesante, ya que cuando sea el turno del cerdito de abajo, ¡deberá cargar con el que lleve a hombros!

- Pilas de cerditos: A menudo se formarán pilas de tres o más cerditos durante la carrera... si, en una pila, un cerdito está debajo de todos los demás, deberá cargar con todos los cerditos que lleva encima; si está por en medio, deberá cargar con los cerditos que tenga encima, pero dejará atrás a los que tenga debajo; si es el que está más arriba en la pila, saltará y proseguirá solo.

- Alarguemos el sendero: Una vez durante la partida (¡pero solo una!), cada jugador puede, en su turno, alargar el sendero. Para hacerlo, debe coger el primer segmento del sendero (siempre que no haya ningún cerdito) y ponerlo al final, después del último segmento. Después, el jugador debe dejar su ficha de madera al lado del segmento que ha movido, para indicar a los demás que ya ha hecho uso de este derecho.

- Final de la partida: Gana la carrera el primer jugador que lleve a su cerdito hasta el final del sendero y salga del último segmento. Para poder salir del sendero, no es necesario obtener el resultado exacto con la última tirada del dado. Si una pila de cerditos llega al final del sendero, todos los jugadores que tengan el cerdito en esta pila empatan como ganadores.

- Reglas especiales para 2 o 3 jugadores: Si solamente sois 2 o 3 jugadores, cada uno puede jugar con 2 cerditos. Cada jugador lanza un dado por cada cerdito; después de lanzar el primer dado, anuncia qué cerdito moverá primero. Además, como cada jugador juega con dos cerditos, cada uno de ellos podrá alargar el sendero dos veces.

Preguntas y comentarios destacados

Sé el primero en hacer una pregunta o comentario