El monstruo de colores

El monstruo de colores

31,90 €

Producto Disponible (1 En Stock) - (Imp. Incluidos)

EAN / Cod. Barras8436017227376
MarcaDevir
Peso1,03 Kg


Edad: +3 años

Tiempo de juego:20 min

Jugadores:2-5

Material: Papel y cartón

Medidas:30 x 30 x 6 cm



Juego de mesa que da lugar a diferentes emociones o sentimientos representadas por colores. EL objetivo es guardarlos en su bote correspondiente.

Los juegos de mesa ayudan a tus hijos a aprender a respetar turnos, seguir normas, practicar matemáticas, desarrollar la creatividad, reforzar la memoria y abordar la competitividad desde una perspectiva positiva.

Contenido: 1 Tablero, 1 Monstruo de colores, 1 Niña, 1 Dado, 8 Tarros para guardar las emociones, 2 Estantes para poner los tarros y 5 Fichas de emociones.

Reglas de juego: Desplegamos el tablero, colocamos a "el Monstruo de Colores" y a la niña en la casilla rosa. En las demás casillas dejamos la ficha de cada color. Los tarros por un lado tienen el dibujo que nos indica a qué emoción pertenecen. Los pondremos en los estantes de manera que no veamos esto.

Tiramos el dado y pueden pasar varias cosas: Si obtenemos un 1 o un 2 movemos a El Monstruo de Colores tantos espacios como nos indique el dado. También nos puede aparecer la espiral, con la que nos podremos mover a cualquier casilla del tablero. Una vez en una casilla, el jugador activo tendrá que contar algo que le haga sentir la emoción de esa casilla.

Las emociones: Rosa – Amor; Amarillo – Alegría; Negro – Miedo; Rojo – Rabia; Azul – Tristeza; Verde – Calma.

Si caemos en la casilla amarilla (ALEGRÍA) podremos decir “jugar en familia me hace sentir alegre”. A continuación elegimos un tarro y le damos la vuelta. Si es del mismo color que la ficha que hemos conseguido introducimos esta en el tarro. Si el tarro es de otro color le volveremos a dar la vuelta y lo dejaremos en el estante. Si en la parte trasera el color del tarro coincide con la ficha, introdúcela en él. Pero ¡cuidado! Hay tarros que tienen las emociones mezcladas, si damos la vuelta a uno de estos tarros tendremos que dejarlos girados y además coger otros dos tarros y cambiarlos entre ellos de sitio.

Si en algún momento acabamos con los tres tarros multicolor girados, tendremos que liberar todas las emociones y volver a empezar. Por suerte tenemos la ayuda de la niña. Cada vez que en el dado nos aparezca la cara de la niña la moveremos a la misma casilla donde esté el monstruo y podremos ayudarle a aclararse con las emociones girando uno de los tarros multicolor.

Esto también sucederá cuando el monstruo se mueva hasta la casilla en la que se encuentre la niña.

Cuando una casilla no tiene ficha: En algún momento acabaremos en una casilla en la que no haya ficha, ya sea porque ya nos hemos hecho con ella o porque es la casilla inicial (AMOR). Entonces expresaremos igualmente algo que nos infunda ese sentimiento y volveremos a tirar el dado.

Fin del juego: Cuando hayamos logrado capturar las 5 emociones, habremos ganado.


Preguntas y comentarios destacados

Sé el primero en hacer una pregunta o comentario