La cama tambaleante

La cama tambaleante

11,50 €

Producto Disponible (6 En Stock) - (Imp. Incluidos)

EAN / Cod. Barras4010168229379
MarcaHaba
Peso0,2 Kg


Edad: +4 años

Tiempo de juego: 15 a 20 min

Jugadores: 2 jugadores

Material: madera y cartón

Medidas: 10,5 x 15 x 3 cm



Pili, la princesita del guisante no puede dormir. ¿Habrá un guisante debajo del colchón? Apilaremos almohadas, edredones y colchones para que pueda quedarse dormida. Pero debemos tener cuidado al colocar las cartas para que la princesa no se caiga. Un fabuloso juego de habilidad, en cama tambaleante, en el que podemos interferir en la colocación de las cartas de los demás jugadores. Con consejos sobre variantes de juego para disfrutar de múltiples maneras y alcanzar así pues la máxima diversión.

El juego de las cartas puede ayudar a tus hijos a aprender a respetar turnos, seguir normas, practicar matemáticas, desarrollar la creatividad, reforzar la memoria y abordar la competitividad desde una perspectiva positiva.

Reglas de juego:

Comienza aquél que más recientemente haya comido guisantes. Mira atentamente tus cartas y elige una en la que no salga ni el color, ni el elemento de la cama que aparece dibujado en la carta que está ahora sobre la cama de las princesas. Ponla encima de la cama de manera que quede completamente cubierto el guisante de la última carta depositada. Al hacerlo, Pili, la princesa del guisante, no debe desplazarse ni caerse de la cama de las princesas.

A continuación coge a Pili, la princesa del guisante, y ponla con todo cuidado sobre el símbolo de la corona de la carta que acabas de depositar.

¿Lo has conseguido sin que la(s) carta(s) ni Pili, la princesa del guisante, hayan caído de la cama de las princesas?

• ¿Sí? ¡Fantástico! Lo has conseguido y ha terminado tu jugada.

• ¿No? ¡Lástima! No lo has conseguido. Si al menos una carta o Pili, la princesa del guisante, ha resbalado y caído sobre la mesa, tendrás que recoger de nuevo tu carta y quedártela. Si han caído otras cartas sobre la mesa, ponlas a un lado formando un mazo boca arriba. Pon a la princesa de nuevo encima del símbolo de la corona de la carta que está más arriba.

Reglas Reales Adicionales sobre cómo apilar los juegos de cama:

• Si no tienes ninguna carta que vaya bien para depositar, tendrás que coger una carta del mazo para servirse. Si te va bien esta carta, entonces deposítala en la cama de las princesas. Si no es así, entonces será el turno del siguiente niño.

• Si ocurriera que alguna carta se deslizara dentro de la cama de las princesas, o si Pili, la princesa del guisante, cayera tumbada encima de las cartas pero sin que ella ni ninguna carta caiga encima de la mesa, entonces habrás tenido suerte. Podéis seguir jugando normalmente.

• Si la cama de las princesas vuelca sin que nadie la haya tocado, poned en un mazo de depósito las cartas que han ido a parar a la mesa. El siguiente niño pondrá a Pili, la princesa del guisante, encima del símbolo de la corona de la carta que está más arriba y la partida continuará su curso.

• Cuando se haya agotado el mazo de servirse, barajad las cartas del mazo de depósito boca abajo, y formad un nuevo mazo del que servirse.

Ahora será el turno del siguiente niño que elegirá una carta apropiada para jugar.

Final del juego

La partida acaba cuando uno de vosotros haya podido depositar su última carta. Ahora la pila de los elementos de cama es lo suficientemente alta para que la princesa ya no sienta el guisante ni tampoco encuentre demasiado tambaleante su cama. Para acabar, pon a Pili, la princesa del guisante, tumbada encima de la pila de juegos de cama. Si Pili permanece tumbada sin que se caiga ninguna carta, entonces habrás ganado la partida. Si cae en la mesa alguna carta o Pili, la princesa del guisante, tendrás que volver a coger tu última carta y la partida continuará.

Preguntas y comentarios destacados

Sé el primero en hacer una pregunta o comentario